Viaja por libre con nuestras Rutas

Dajia River Side Park:

Dajia

Dajia River Side Park es una de las zonas del río más agradables, entretenidas y sencillas para pedalear con niños. Si tenéis vuestras propias bicis, podéis dejar el coche en el parking del parque. Si no, podéis alquilarlas en Taibeishihebinzixingchezujie Station. Aquí tienen disponibles bicicletas de niños de todos los tipos (incluso con ruedines) y también bicicletas de paseo con sillitas para niños y bebés. También podéis alquilar bicicletas normales de adultos. El precio es realmente bajo, unos 100 NTD por hora. 

Desde la zona de alquiler de bicis, dirigiros hacia el río y empezar a pedalear hacia la izquierda, en dirección al gran hotel (ese gran edifico rojo de arquitectura china). Muy pronto llegaréis a la zona del parque infantil. Lo primero con lo que os cruzaréis es con la ballena, que está muy cerca de la tirolina. Si seguís un poco más adelante, a mano izquierda veréis unas fuentes que en verano son una zona divertidísima para remojarse (mejor llevar traje de baño) y el resto del año pueden servir de parque de botes para las bicicletas. 

Seguir pedaleando un poco más y pronto os cruzaréis con el pulpo (que a los niños les encanta). Aquí, hay unos puestos de comida y café, donde podéis comprar los típicos filetes de pollo rebozado, nuggets, patatas y otras frituras... no es una maravilla la verdad, así que os recomendamos que mejor os traigáis un picnic de casa. 

A continuación, tenéis el grueso del parque, con un inmenso arenero, columpios y toboganes. Y delante del parque está la Fuente de la Esperanza, que como si fuera un enorme géiser, tira agua de tanto en tanto para deleite de los más pequeños. 

Cuando los niños se hayan cansado de jugar, volver a tomar las bicis y seguir en la dirección en al que ibais. Veréis que llegaréis a una zona donde la carretera pasa por encima de vosotros, allí, salid del River Side Park por un túnel y pronto llegaréis al Lin An Tai Historical House and Museum (09.00-17.00, entrada gratis, cierra los lunes). Esta es una antigua casa de un comerciante chino que se instalo en Taiwan a principios del siglo XX. Aparcar las bicis fuera y entrar a verla, es una maravilla. A los niños les encanta sobre todo hacer el laberinto de piedra que hay entrando a mano izquierda, pero es todo precioso. 

Luego coger las bicis de nuevo y cruzar al Xinsheng Park. Lo mejor de este parque es el Garden Maze, un laberinto hecho con arbustos que parece de película. Merece mucho la pena entrar y perderse! Y otra de las atracciones es que los aviones pasan por encima de vuestras cabezas! Colocaros en la calle central del parque (la que va de este a oeste) y flipad porque pasan realmente cerca. 

Con las bicis podéis dar un paseo por los jardines del parque, y luego volver a Dajia River Side Park por donde habéis venido. De premio, muy cerca de donde está el parque infantil, en el embarcadero tenéis un bar que abre por las tardes, donde podréis tomaros una cervecera con vistas al río antes de devolver las bicis. 

Dajia Dajia Ballena