Viaja por libre con nuestras Rutas

Paseo por Pingyao:

Pingyao, China

En realidad, un solo día habría sido suficiente para visitar Pingyao, pero dado que la distancia en tren a Xian es de 12 horas, es mejor hacer este trayecto de noche. Ya habréis dormido en el tren camino de Datong a Pingyao, por lo que repetir dos días seguidos durmiendo en el tren es muy agotador. Por eso os recomendamos hacer noche en Pingyao. En todo caso siempre podríais empalmar las dos noches en tren, pasar el día en Pingyao y así ganar un día. En ese caso al llegar a la estación de Pingyao deberéis dejar las maletas en cualquier de las tiendas que hay saliendo a mano izquierda como si fueran una consigna y retomarlas a la vuelta de la visita antes de coger el tren de nuevo.

En todo caso, nuestra recomendación es ir relajados, pasar una noche en Pingyao y volver a disfrutar paseando por la ciudad antigua. Tiene mucho encanto por lo que no os sobrará este día!

Si el primer día ya habéis pasado por todos los rincones de la ciudad, hay otras excursiones que no son de 10, pero están bien:

  • El Templo de Shuanglin (visita 1h - 40CNY): famoso por sus esculturas y murales. Está a tan sólo 6km de la ciudad, por lo que podéis alquilar una bici e ir tranquilamente (o tomar un taxi).
  • El Templo de Zhenguo (visita 1h - 30CNY): es el templo de madera más antiguo de China. Para llegar, tomar el autobús nº9 y esperar a la última parada (3CNY).
  • La casa de la familia Wang (3h de visita - 66CNY): situada a 60km de Pingyao. Es una residencia de lujo del siglo XVIII, conocida por los chinos como la Ciudad Prohibida Civil. Podéis tomar un autobús o el tren hasta Jiexiu y desde allí otro autobús hasta la casa, pero como es un poco complicado y los taxis son muy baratos, mejor pedirlo al hotel. Podéis combinar esta visita con el Templo de Shuanglin. 
  • La casa de la familia Qiao (2h de visita - 40CNY): situada a 48km de Pingyao. Otra residencia de lujo aunque más sencilla que la anterior. Se puede tomar un autobús a Taiyuan y desde aquí caminar a la casa, pero como en el caso anterior, recomendamos por comodidad el taxi. Esta visita la podéis combinar con la del Templo de Zhenguo.

Si tenéis poco tiempo hacer el templo que más os apetezca (esculturas vs madera). Si vais más sobrados, combinadlo con la residencia de lujo que toque en cada caso!