Viaja por libre con nuestras Rutas

Cómo moverse por Cuba

Para recorrer el país a vuestro aire, huyendo de los lugares más turísticos y descubriendo la Cuba más auténtica, nuestra recomendación es que os mováis por la isla en coche de alquiler, parando en los pueblos y ciudades más auténticos. Solo a la vuelta, si habéis llegado a Santiago de Cuba, os recomendamos tomar un vuelo interno para no tener que recorrer todo el país de nuevo (ya que pasaríais por los mismos sitios que a la ida).

Si no queréis/podéis conducir, tenéis la alternativa de combinar los autobuses de Viazul con transfers privados a contratar en cada sitio. Habrá algunas visitas que no podáis hacer pero en general cubriréis bastante bien la ruta. En la pestaña de transporte de los diferentes días os indicaremos cómo hacer los grandes desplazamientos si habéis decidido no alquilar coche.

Una vez en las ciudades, podéis caminar tranquilamente, a excepción de La Habana, en la que por su tamaño, será recomendable tomar un taxi o autobús para algunos trayectos.

A lo largo de la Ruta os indicaremos cuál es el medio de transporte más adecuado para cada trayecto y la manera de reservarlo al mejor precio.


Cuba en Coche de Alquiler:

Las carreteras en Cuba están relativamente bien asfaltadas y el tráfico es muy escaso, así que se puede conducir tranquilamente y de manera segura.

Ahora bien, no es de extrañar que en algunas carreteras (en especial las secundarias) os encontréis algún socavón, o gente y animales circulando por la calzada. Es por ello, que os recomendamos conducir siempre a una velocidad prudencial (máx. 80km/h por autopista, máx. 60km/h por carreteras secundarias). También os recomendamos que conduzcáis siempre de día, ya que la iluminación de las carreteras es inexistente.

Por las carreteras cubanas encontraréis a un montón de gente haciendo auto-stop, ya que los servicios de transporte público son muy deficientes y a la gente le cuesta mucho desplazarse de un sitio a otro. Recoger a gente entraña siempre un riesgo y aunque pocos, se han dado casos de asaltos a turistas. Es por ello que nuestra recomendación es que no lo hagáis. Si a pesar de esto decidís recoger a gente, nuestra recomendación es que por precaución, tendáis a recoger a familias con niños, chicas, señores mayores que entrañan menos riesgo que chicos jóvenes o adultos varones.

Las diferentes empresas de alquiler que hay en Cuba son propiedad del estado. Las dos mayores empresas son: Transtur con Cubacar y Rex. En sus páginas webs puede hacerse la reserva directamente.


Cuba en Avión:

La mayoría de los vuelos locales en Cuba están operados por la compañía nacional Cubana de Aviación. Hay que decir que sus aviones son algo surrealistas: en su mayoría soviéticos y bastante anticuados, el porcentaje de retrasos y cancelaciones supera cualquier estadística europea. Pero más allá de esto, la seguridad suele estar cubierta (hace ya 10 años que Cubana de aviación no experimenta accidentes mortales). En cualquier caso, os recomendamos no usar en exceso este medio de transporte, que simplemente vemos justificado para atravesar el país (de Santiago a La Habana) una vez que ya habéis hecho la ruta en coche por la isla. 

Hay otra compañía que opera vuelos domésticos: Aerogaviota. Tiene pequeños aviones de hélice y suele tener un vuelo diario a los puntos más turísticos (como los cayos). Es en general segura y fiable. 


Cuba en Autobús:

La compañía Viazul tiene autobuses que recorren el país pasando por los puntos de interés más destacables. Son autobuses relativamente nuevos y con baño, por lo que viajar en ellos es razonablemente cómodo (no esperéis autobuses de lujo como puede haber en Europa). Van haciendo paradas que hace que los traslados sean más lentos que en coche, pero en general, sus horarios son bastante fiables.

Aunque también pueden ser usados por cubanos, estos autobuses cobran en pesos convertibles (CUC) por lo que pocos nacionales pueden permitírselo y son usados básicamente por turistas. Los billetes se pueden reservar online (hay que llevar impreso el billete a la estación) o en la propia estación, pero en este último caso recomendamos hacerlo con al menos 1-2 días de antelación (es buena idea que cada vez que llegues a una ciudad, aproveches para comprar en la propia estación los billetes para el siguiente trayecto). 

Existe otra compañía nacional, AstroBus, que está pensada para cubanos y cobra en moneda nacional (los precios son por tanto muchísimo más asequibles). Aunque están ahora renovando la flota, sus autobuses son en general más viejos, sin aire acondicionado y sin baño, lo que los hace mucho más incómodos. Cubren sobre todo trayectos de La Habana a otras provincias. No tienen página web donde consultar sus horarios y/o comprar billetes. Sólo recomendamos usarlos si no os importa viajar incómodos y sobre todo, si no tenéis prisa, ya que sus horarios son bastante anárquicos y la puntualidad y frecuencia deja bastante que desear.


Cuba en taxi privado / transfer:

En Cuba también se lleva mucho el transfer privado, que consiste en que contratas a alguien para que te lleve en su coche a dónde quieras. Podéis hacerlo con agencias de turismo del estado o con taxistas. Nuestra recomendación es que preguntéis a varios de ellos en la ciudad/pueblo de la que salgáis, y que os quedéis con la que mejor relación calidad/precio os ofrezca. Lo que es importante que tengáis en cuenta es:

  • Que os enseñen el vehículo: que sea mínimamente cómodo y a ser posible con aire acondicionado, ya que los traslados por Cuba suelen ser de mínimo 4h.
  • Que acordéis el precio total hasta destino (con peajes y gasolina incluidos) y siempre paguéis al llegar al final del trayecto, para aseguraos de que no os dejan tirados.
  • Que tengan licencia para realizar el servicio, ya que hay lugares (como por ejemplo Cayo Coco), a los que no pueden acceder los locales, y a la entrada les pedirán su licencia para dejarlos pasar (si no os dejarán en la carretera y tendréis que caminar unos buenos kilómetros).
En la descripción de la ruta os indicaremos qué particularidad tenéis que tener en cuenta en cada trayecto y cuánto debería ser el precio aproximado.


Cuba en tren:

Cuba es uno de los primeros países del mundo que tuvo una red ferroviaria. Si disponéis de todo el tiempo del mundo y no tenéis billete de vuelta a casa, puede ser una manera curiosa de conocer el país. Ahora bien, si tenéis un tiempo límite (como nos pasa a la mayoría), más vale que no lo uséis, ya que la frecuencia es baja, y los horarios son absolutamente anárquicos. No es un medio de transporte fiable en absoluto.

Si para algún trayecto lo quisierais utilizar, es importante que sepáis que hay dos clases de trenes:
  • Tren categoría regular: es el tren que usan principalmente los cubanos. Es realmente barato pero también incómodo, y sus horarios son absolutamente impredecibles. Puede que sepas cuándo te subes, pero nunca sabrás cuándo te bajarás.
  • Tren categoría especial (también conocido como tren francés por los cubanos). Es un tren nocturno más moderno y cómodo que los anteriores (tiene mejores asientos y reclinables, aire acondicionado, bar), y mucho más puntual (que no quiere decir que sea puntual como un reloj inglés). Tiene a su vez dos clases: primera clase especial y primera clase. En la especial, los asientos son más nuevos y cómodos, y hay más espacio. Por la diferencia de precio suele merecer la pena.
Los trenes suelen funcionar en días alternos, por lo que es importante acercarse a la estación e informarse de qué tipo de tren sale cada día y con qué horario y precio. Para comprar billetes, también tendréis que dirigiros a una estación de tren.