Viaja por libre con nuestras Rutas

Phi Phi Leh: 3h

Phi PhiLeh

Phi Phi Leh es una isla inhabitada situada a 1,5km al sur de Phi Phi Don. Sus espectaculares playas de arena blanca y agua turquesa, flanqueadas por impresionantes acantilados verticales de más de 100m de altura, la convierten en la más pura imagen del paraíso. Su punto más conocido es Maya Bay, dónde se rodó la película de Di Caprio "La Playa". Tan famoso que durante todo el día la bahía se llena con cientos de barcos y turistas saltando de aquí para allá, lo que le quita bastante encanto a la escena. Es bastante difícil por no decir imposible visitar la bahía sin gente, pero si vais a primerísima hora de la mañana (07.00) o a última de la tarde (17.00), es posible que tengáis un huequito para pisar la arena de la playa:-) Se puede hacer en excursión de 3h, así que el longtail os pedirá unos 1000THB. Además, hay que pagar 400THB por persona para entrar al parque natural.

En cualquier caso, la isla tiene otros puntos interesantes y no tan saturados, ¡Así que la excursión sigue mereciendo la pena! Esto es lo que no os podéis perder:
  • Maya Bay: sencillamente impresionante. Si conseguís ir cuando no hay demasiada gente podréis relajaros en su playa y alucinar con los corales y la vida que hay en sus aguas. Dejadla para el final si vais por la tarde o hacedla al principio si vais por la mañana.
  • Loh Sama Bay: situado al sur de la isla, es genial para hacer snorkel. Cuando la marea está baja hay un agujero de un metro de altura por el que se puede acceder a Maya Bay.
  • Pi Leh Bay: está al este de la isla, justo en el lado contrario a Maya Bay. Es una bahía muy estrecha con acantilados muy altos, lo que la hace especialmente bonita. Solo accesible por pequeños barcos y longtails, es genial para bañarse y disfrutar de las vistas.
  • Viking Cave: se llama así porque en sus paredes hay pinturas de barcos que parecen vikingos (dicen que son pinturas antiguas, aunque nunca se sabe). Esta cueva está llena de nidos de vencejos y los locales los "cultivan" usando andamios de bambú que parecen que están a punto de caer. Cuando acaba la anidación de los vencejos los nidos se venden a los chinos por miles de dólares el kg, para hacer una de sus delicatesen: la sopa de nido de pájaro.