Viaja por libre con nuestras Rutas

El florecimiento de los cerezos:

florecimiento de los cerezos

El florecimiento de los cerezos es todo un acontecimiento en Japón. Tiene lugar en primavera, durante una única semana al año, ya que las flores son tan efímeras que caen de los árboles sin tan siquiera haberse marchitado. Los japoneses las veneran porque dicen que representan la belleza y fugacidad de la vida. Y es por ello que les rinden tributo en la llamada fiesta del Hanami, que consiste en reunirse con los familiares y amigos y hacer un picnic y pasear al pie de los cerezos. 

Si tenéis la suerte de viajar en abril a Japón y que os coincida con la semana del florecimiento de los cerezos, estos son los mejores sitios de Tokio en que podéis contemplarlos y celebrar vuestro propio Hanami: 

  • El Parque Ueno: es uno de los lugares más famosos y animados de Tokio para ver los cerezos en flor. Cada año, desde finales de marzo hasta principios de abril, y coincidiendo con el Festival de los Cerezos, se celebran varios eventos y rebosa de animación.
  • El Jardín Imperial de Shinjuku (Shinjukugyoen): tiene más de 1300 cerezos de 65 especies diferentes. Lo bueno es que al haber tantas especies, la floración dura más tiempo, así que podréis disfrutarla durante casi todo el mes de abril.
  • El Parque Sumida: la mayor concentración de cerezos está a orillas del río Sumidagawa, entre los puentes Azumabashi y Sakurabashi, donde se encuentran "los cerezos de Bokutei". Desde finales de marzo a principios de abril se celebran el "Festival de Cerezos del Parque de Sumida" en el distrito de Taito y el "Festival Bokutei Sakura Matsuri" en el distrito de Sumida. Es un lugar muy frecuentado por los tokiotas.
  • El Parque Showa Kinen-koen: está a las afueras de Tokio (se puede llegar con la línea Ome de JR) y contiene unos 1.500 cerezos, de 31 especies. Es especialmente bonita la parte central del recinto, el llamado "Jardín de los cerezos" (Sakura-no-sono). Lo bueno de este parque es que además de los cerezos, también se puede contemplar otras especies como los tulipanes, que florecen en la misma época. 
Pero los japoneses adoran tanto la floración de los cerezos, que incluso los iluminan para poder disfrutar de ellos durante la noche. Los mejores puntos para ver este espectáculo son: 
  • El foso del Palacio Imperial (Chidorigafuchi): hay un paseo de unos 700m que es realmente espectacular. Está situado al noroeste del Palacio Imperial (unos 5 min a pie desde las estaciones de Kudanshita o Hanzomon). Además, podéis tomar una barca y verlos directamente desde el agua. Durante el período de celebración del Festival de Cerezos de Chiyoda el embarcadero Chidorigafuchi abre de noche.
  • El río Meguro-gawa: hay un paseo de unos 4km entre los puentes de Tenjinbashi y Horaibashi donde los cerezos de ambas orillas forman un arco de color rosa pálido que se cierra sobre el agua. Durante el Festival de Cerezos de Nakameguro (principios de abril), se encienden los farolillos y el paseo es realmente agradable.