Rutas para un viaje perfecto: sin perder tiempo, sin equivocarte, sin pagar más.

Qué ver y hacer en Portugal

Qué visitar en Lisboa:

  • La Praça do Comércio: la plaza más grande e importante de Lisboa. En ella se situaba el palacio real antes de quedar destruido en el gran terremoto de 1755. 
  • El Castillo de San Jorge: situado en el monte más alto de Lisboa, parece vigilar la ciudad día y noche. Es el monumento más representativo de la ciudad.
  • La Catedral de Lisboa: conocida por los lisboatas como la Sé, esta catedral de estilo románico ha sido una de las pocas supervivientes a los numerosos terremotos e incendios que han asolado la ciudad a lo largo de los siglos. 
  • La Baixa: con sus edificios cubiertos de azulejos, este barrio es el centro de la ciudad y la zona más turística. Aquí pasearéis por la Via Augusta o la Plaza Rossio, y podréis admirar la monumentalidad del Elevador de Santa Justa
  • Chiado: el barrio bohemio de la ciudad, el llamado "Montmartre" de Lisboa. Es una zona de tiendas, librerías y cafés donde ya a finales del siglo XIX se reunían poetas y escritores de la época para celebrar sus tertulias.
  • Belém: un barrio alejado del centro pero famoso por albergar la Torre de Belém, el Monumento a los Descubrimientos, y el Monasterio de los Jerónimos.
  • El Parque de las Naciones: situado en la llamada Nueva Lisboa, fue escenario de la Exposición Universal de 1998. Allí podréis disfrutar de la modernísima Estación de Oriente, del segundo Oceanario más grande de Europa y de maravillosas vistas del Puente Vasco de Gama, el más largo del continente. 
  • Si no quieres perderte nada en tu viaje por Lisboa, mira nuestra Ruta Recomendada.

Qué hacer en Lisboa:

  • Perderse por las callejuelas del barrio de Alfama y regatear en los puestos de su Feria de Ladra (martes y sábados).
  • Escuchar fados en algún local de Alfama o el Barrio Alto.
  • Pegarse una buena mariscada en una de sus famosas Cervejarías.
  • Tomar un chupito de Ginjinha, el famoso licor portugués.
  • Disfrutar de las vistas de la ciudad desde alguno de sus nunerosos miradores.
  • Cruzar el Tajo en barco y comer marisco en Cacilhas.
  • Comer en alguno de los mercados gourmet de la ciudad.
  • Hacer una excursión a Sintra, Cascais o Estoril.