Viaja por libre con nuestras Rutas

Desayuno en Oslo:

Para desayunar en plan low cost, lo mejor es ir a un supermercado o 7eleven y comprar allí café y alguna pasta o sándwich.

Si os queréis dar un lujillo, entonces os recomendamos el Bagel & Juice, donde podréis tomar un espectacular bagel de salmón (laks bagel, 108 NOK), buenísimo zumo de naranja (appelsinjuice, 48 NOK) y el tradicional caffe latte (43 NOK). Hay varios por la ciudad, el del centro está en Øvre slottsgate 7.

Pero si de verdad queréis una experiencia auténtica, dirigiros al muelle Aker brygge. Allí, justo al inicio del paseo, de martes a sábado, desde las 7 de la mañana podréis comprar marisco recién pescado en la cooperativa de pescadores (Fisherman cop.). Un buen lugar para probar el delicioso y tradicional sandwich de gambas, con mayonesa y un toque de limón (50 NOK). El único riesgo es que algunos días, cuando no ha habido buena pesca o simplemente cuando quieren tomarse un descanso, no abren! Otro buen sitio para probarlo (aunque mucho más caro) es el Kaffistova, en  Rosenkrantz gate con Kristian IV gate, también muy famoso por su sándwich de gambas (119 NOK).