Viaja por libre con nuestras Rutas

Salao de Areias Coloridas

Atravesad la parte donde están las piscinas y veréis a continuación una explanada de piedra que sube. El camino bueno para seguir adelante está al final de esta explanada a mano izquierda. Si vais hacia la derecha iréis a parar al Salao de Areias Coloridas, una especie de laberinto de piedras al que os costará encontrar el camino de bajada para poder caminar entre ellas. Si no iréis dando vueltas y más vueltas por arriba porque las piedras están cortadas y entre ellas han alguna caída más que tonta de unos metros Lo mejor es seguir por el camino bueno y, de vuelta, intentar entrar en el laberinto (ya os indicaremos). Quizás os cueste encontrar este camino de la izquierda. Si no veis que es un camino que se nota muy transitado es que no es el correcto. Si tenéis dudas, esperad un rato arriba de todo de esta explanada de piedra y seguro que acabará pasando alguien y veréis por donde va.